[Cuento] Té negro

19:22

Toda la culpa es del café que me recuerda tu sabor...
-Fito y Fitipaldis.

El café con crema era para los días lluviosos y el que tenía leche deslactosada para las mañanas después de las fiestas. Cuando hacías café de olla eran los fines de semana, pero sólo si el piloncillo era de tu pueblo, porque según decías, el de la ciudad era pura azúcar y no tenía nada de sabor.

El capuchino lo preparabas los viernes, era tu forma de festejar el fin de la semana. Los lunes era inevitable el expresso y el resto de la semana lo alternabas con americanos y café con canela. Los sábados te rodeaba el humo del café y del cigarro. Habías dejado de fumar hacía mucho, pero no podías abandonar el viejo hábito de acompañar el café negro con un pitillo.

Recuerdo que las bebidas frías de café no te gustaban. Decías que éso no era café. Y nunca tomabas descafeinado ni instantáneo, era poco menos que un insulto para ti.

Me encantaba tu café, sabías prepararlo justo como me gustaba. Sabías si debía llevar o no azúcar, conocías la cantidad exacta de leche y el tiempo preciso que debías dejarlo al fuego.

No he vuelto a tomar café. Ha dejado de gustarme. Nadie puede hacerlo como tú, ni siquiera yo puedo prepararlo como me gusta. Me convertiste en una persona inútil en lo que respecta al café y aunque lo amaba, ahora me parece la cosa más insoportable.

Señorita, ¿me trae un té negro con leche descremada y sin azúcar?

Tuve que comenzar a tomar té.


Este relato participa en Escucha mi historia




Tal vez te interese

5 bitácoras

  1. Muy interesante la historia, me ha gustado mucho, y esa solución para conseguir olvidar también.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
  2. Me gusta, me gusta. En especial cómo es que lo terminas :D

    ResponderEliminar
  3. Aish, el café y sus complicaciones (y también esa terrible adicción que nos causa, no sólo a él, si no a las situaciones en las que lo tomamos)... me siento identificada con tu texto, y déjame decirte que eso es precioso!
    Por cierto, me encanta tu blog. No veas lo que me costó encontrar uno de este estilo, y no uno donde se reseñan libros -.- Mis amigos y yo hemos decidido imitarte (un poquito) y crear el nuestro propio ^^ Si tienes tiempo e interés, pásate por aqui seisvientosperdidos.blogspot.com

    ResponderEliminar

¿Qué te pareció?

Páginas vistas en total